Muchas veces sufrimos porque “no encajamos” con la norma. Sufrimos porque “deberíamos” ser de una forma que no es la nuestra natural, o “deberíamos” tener ciertas experiencias que no son las que nos apetecen. En definitiva, sufrimos porque no somos como los demás esperan que seamos.

Por ejemplo: quién no ha escuchado muchas de veces “hay que ser asertivos, tener confianza, irradiar carisma, tener las cosas claras, mostrar seguridad en uno mismo”. Y como eso es lo que la sociedad “vende” desde que nacemos, creemos que hay un error en nosotros cuando sentimos que nos falta asertividad, confianza, carisma, claridad o seguridad. No nos permitimos alejarnos de esa “norma”, de esa “regla social” que nos hemos auto-impuesto.

Y entonces algunos acuden a un coach en búsqueda de una solución (“quiero tener más seguridad en mi mismo” – lo he escuchado más veces de las que te imaginas).

El problema no está en tu inseguridad

El problema está en la idea de seguridad que has comprado. El problema es que te has creído lo que significa “la seguridad”. La sociedad te ha hipnotizado con lo que significa “seguridad”, o lo que “normalmente” entendemos por eso. Y te has convencido que si no consigues eso, no eres “normal”, no eres digno de ser quien eres. Y eso hace sufrir a millones de personas.

Seguir la norma es peligroso

Esta es una máxima que tengo clara desde pequeño. Si te apartas mucho de la norma, corres el riesgo de quedar excluido de la forma de comportarse de la mayoría de humanos. Pero si la sigues, corres el riesgo de quedar anulado. Qué prefieres? Es una decisión que tarde o temprano debes tomar!

En una noticia que acabo de leer (aclaración: no es una noticia que puedas encontrar en los principales medios de comunicación – no está dentro de la norma), después de entrevistar a 7.850 personas (casi ocho mil personas) el 40% de los niños que han sido vacunados tienen al menos una alergia, mientras que eso sólo ocurre en el 10% de los que no han sido vacunados. Es decir, los que siguieron la norma (vacunarse) están más enfermos que los que no la han seguido.

Así pues, reflexiona si quieres seguir la norma que te impone la sociedad o quieres definir lo que es “normal” para ti.

En el coaching no tenemos normas

Cuando viene un cliente y dice “quiero estar más seguro de mi mismo”, escucho como si no supiera lo que significa “estar más seguro de mi mismo”. Me interesa saber si mi cliente ha llegado por si mismo a esa definición, o bien está persiguiendo el sueño que la sociedad pretende imponerle.

Así pues, para coger seguridad hay que empezar definiendo bien que es para ti esa seguridad, y ver si esa visión viene de dentro tuyo o es algo que crees que se espera de ti. Y no puedo ayudarte a lograr esa seguridad si antes no me aclaras ese punto…

Lo siento, no soy un consultor con una “receta” llamada “seguridad”…aunque mi visión de seguridad y la tuya propia pueden tener algo en común, y algunas de las cosas que a mi me han servido pueden servirte también a ti.

Dame tu versión “black sheep” de seguridad

coaching para coger seguridad en uno mismo

Imagínate que lo normal es ser una oveja blanca, y tu eres una oveja negra. Cuál sería tu definición de “seguridad en uno mismo”?