Si quieres vivir tu potencial, debes saber la respuesta a una simple pregunta “para qué he nacido en este planeta”? No es lo mismo que responder a “porqué he nacido”. Eso lo dejo para los filósofos. Tampoco te digo que te preguntes “quien soy yo”.
Te estoy animando a que te preguntes:

Cuál es mi misión como ser humano?

Hasta que no sepas responder esta pregunta, irás dando tumbos por la vida. Te faltará el SENTIDO, la Dirección correcta, la brújula que marca tu Rumbo.

 

Qué has venido a ser, hacer y tener en esta Tierra? Cuál es tu Propósito Mayor?

Pero cuánto tiempo has dedicado a reflexionar seriamente sobre estas preguntas?

 

Te voy a dar una pista que quizás te ayude: la respuesta no está escrita en ningún libro. Nadie puede dártela.

Tienes que fabricarte tu propia respuesta.

Y un consejo: fabrícate una respuesta que te inspire a crecer como ser humano.

Seguramente esperabas algún tipo de “información” por mi parte. Siento haberte decepcionado.

Hay miles de versiones de otras personas que podría utilizar. Pero me temo que eso no te daría alas.

Tu versión es la que realmente importa. Esa pregunta tienes que responderla tu a tu manera.

El único error que puedes cometer es no acometer esta reflexión.

Te aviso que no hacerlo trae consecuencias, y hacerlo…también.