Cuántas veces te sientes víctima de las circunstancias o incapaz de hacer que las cosas te salgan bien? Alguna de estas frases te resulta familiar?

No ocurre nada por casualidad. Todo tiene su causa. Y la ignorancia es la causa de nuestro sufrimiento.

Vivir es un arte. Tu creas tu vida. Tu eres el Artista y tu Vida, tu Obra. Lo que vives lo has atraído tu (y no el vecino), y tú decides cómo lo quieres vivir. Si no te gusta lo que experimentas, no ganarás nada quejándote o señalando a otros como “culpables”. Tu eres el responsable único y exclusivo. Suena radical, pero partir de esta pre-suposición ayuda a tomar el control de nuestra vida.

 

El mismo vaso y unos lo ven medio vacío y otros medio lleno. Y otros simplemente ven un vaso con agua y no le dan más importancia.

Eso significa que no es tan importante lo que vives (el vaso) sino el cómo lo vives o percibes. Y en el “cómo” no hay duda que eres 100% responsable.

Pregúntate:

a) Sé cómo atraer situaciones más “positivas” en mi vida?

b) Soy capaz de ver las situaciones tal y cómo son, sin importarme si son medio “positivas” o medio “negativas”?

c) Puedo estar agradecido de todo lo que atraigo en mi vida y sé vivirlo como una oportunidad?

 

Estas son el tipo de preguntas con las cuáles deberíamos entretenernos…

 

Quieres saber una receta para atraer situaciones más positivas?

Mediante la ejecución de lo que llamo los “7 Magníficos”, que son 7 hábitos o rutinas diarias muy simples:

  1. Al despertar (y justo antes de dormirte la noche anterior)
  2. Al levantarte de la cama
  3. Al lavarte las manos y la cara
  4. Al beber agua
  5. Al ducharte
  6. Al vestirte
  7. Antes de comer.

Cada día haces todas estas rutinas. Lo que probablemente no sabes (y eso se enseña en el taller “Reinventa tu Vida) es que CÓMO haces estas rutinas puede transformar por completo tu día. Si te diste cuenta, la mayor parte de estas rutinas son lo primero que haces al empezar tu día. Y es por un motivo muy sencillo y que a menudo se pasa por alto:

 

Si empiezas con buen pie, tu día será mejor. O dicho con otras palabras, “recoges lo que siembras”. Si la semilla es mala, no esperes tener una buena cosecha. Y esto aplica en todas las situaciones de tu día. Por ejemplo, cómo empiezas una reunión determina en gran medida la calidad de esa reunión. O cómo pides un favor a un compañero determina en gran medida la respuesta que obtendrás. Los primeros 7 segundos de cualquier actividad que empieces determinan los resultados de esa actividad. Es importante pues que aprendas a empezar bien tus actividades.

Aprende a empezar bien tu día y verás que mejora todo lo que das y recibes durante tu jornada.

 

Puedes empezar bien pero NO en el momento adecuado

También puede ocurrir que la semilla es buena pero la plantas en un momento que no es el adecuado. Toda semilla tiene su tiempo para ser plantada. Es importante que inicies ciertas actividades en su justo momento, o de lo contrario verás que no te producen los resultados deseados. Es de sabios conocer los ciclos naturales de la vida, y respetar los ciclos de aquellas actividades relativamente importantes, como puede ser empezar un proyecto, mudarte de casa, someterte a una operación, o hacer un viaje. Aprender a empezar una actividad en su momento adecuado es como aprender a sentir por donde sopla el viento y zarpar con tu velero con el viento a favor.  

Todo esto tiene que ver con la Ley de Atracción, y lo enseño en un taller, porque de poco sirve saber lo que quieres, utilizar tu talento y ser productivo si no sabes como crear el CONTEXTO favorable para que lo que siembres, fructifique y te produzca buenos resultados. No es tan importante saber hacer las cosas como saber cómo empezarlas bien y cuándo empezarlas.

Un viaje de mil kilómetros empieza con un solo paso. Lao Tse.

Vamos a hacer que los mil kilómetros sean lo más atractivos posibles, y nos vamos a enfocar sólo en el primer paso. Porque si haces mal el primer paso puede traer consecuencias difíciles de parar. Es como tirarse por un río con una fuerte corriente. Una vez estás dentro es difícil salirse.

   

 

Te invito a que aprendas a utilizar la Ley de la Atracción de forma fácil y automática cada día. Sin tener que hacer ningún esfuerzo, simplemente utilizando los 7 Magníficos, que es tan simple como modificar ligeramente 7 hábitos muy comunes tuyos.

 

Aprende a empezar tu día con energía, con amor, con conciencia y verás como cambian las situaciones y tipo de relaciones que atraes. No te conformes con “ir tirando” o “sobrevivir” e intenta hacer de tu Vida una Obra Maestra.