Cuándo utilizar el juego psicológico que te explicaré más abajo

En situaciones que te impongan y en las que te resulte difícil expresarte o incluso establecer relación con los demás. Momentos en que te «bloqueas» y te quedas rígido, incapaz de expresarte con naturalidad y espontaneidad. Bajo ello subyace un sentimiento irracional de inseguridad. La herramienta te permite vencer la inseguridad y ser tú mismo.

El objetivo no es buscar la aprobación del público: la herramienta se usa para vencer la presión y expresarse libremente.

Contra qué luchas

La inseguridad es una característica humana universal, pero ha sido muy mal interpretada. Creemos saber qué la provoca: nuestro aspecto físico, nuestro nivel de educación o estatus socio económico… En realidad, todos llevamos en lo más profundo de nuestro ser algo que es la causa de nuestras inseguridades. Se llama Sombra —la encarnación de nuestros rasgos negativos—, y nos aterra que alguien pueda verla. Mírate este  video de Anthony de Mello para comprender mejor cómo actúa la Sombra. De resultas de ello, invertimos mucha energía en esconderla, lo cual hace imposible que seamos nosotros mismos. Esta herramienta nos proporciona una nueva manera de enfrentarnos al problema de tener una Sombra.

 

El juego psicológico en pocas palabras

Debes conocer tu Sombra. Escribe en un papel cómo sería tu Sombra, es decir, aquella parte de ti que te avergonzaría reconocer a otra persona que pudieras llegar a ser. Escribe cómo es ese personaje, cómo viste, qué come, dónde vive, con quien se relaciona, cómo anda…imagínate su historia, sus traumas, su familia, su pasado,…intenta dibujarlo con el máximo detalle. Y cuando lo tengas, ponle un nombre. Cómo llamarías a tu sombra?

Para que te hagas una idea, mi sombra se llama “Gollum”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y qué debes hacer pues ahora que conoces a tu “Gollum” (sombra)?

Cuando te sientas inseguro, simplemente saca tu “Gollum” fuera de ti. Sitúalo a tu lado. Mirale a los ojos y dile interiormente “gracias por estar a mi lado”. Y luego tu y tu sombra os dirigís mentalmente al público (o a la persona) que tenéis delante e interiormente les dais esta orden: “¡Escuchad!”.

Y hablas.

Tan simple como esto. Tómatelo como un juego y verás como te sientes con más poder de forma automática.

 

Antes

Después

   

 

Escríbeme a [email protected] y cuéntame cómo te ha ido.

 

Saludos!

 

Sergi Mora, coach.

 

PS1. La que has leído es una de las herramientas que he compartido con alguno de mis clientes. Pero hay muchos otras herramientas que te permiten de forma también casi mágica:

a)      Dejar de posponer lo que realmente es importante por no verte capaz de superar tus resistencias (miedo a salir fuera de tu zona de confort)

b)      Dejar de malgastar tu energía (y salud) con enfados inútiles

c)      Alejar los malos pensamientos

d)      Hacer que ejecutes todos los métodos anteriores (sin dejarte excusa que se le resista).

e) …y, la mejor de todas las herramientas: “Ayudar-te a descubrir tu propia herramienta” pues todos somos más sabios de lo que pensamos, y el coaching te pone en contacto con tus recursos internos.  Cuando lo sientas, podemos quedar y hacer una sesión de coaching 😉

 

PS2. Otra sencilla que a algunos clientes les ayuda a conocerse un poquito más: sin pensar, si fueras una forma geométrica, cuál de estas serías…

 

 

 

 

 

Te gusta la organización y cuidar el detalle. Piensas bien lo que haces. A veces, tanta "cabeza" puede hacerte perder oportunidades. Ábrete al cambio y deja que la Vida te sorprenda
Te gusta liderar y hacerte ver. Eres ambicioso y sueles conseguir lo que te propones. A veces ser tan directo puede herir a los demás. No todo el mundo es tan rápido como tu. Ten paciencia y tolerante si quieres abrir corazones.
Te gusta ayudar a los demás y eres muy sociable. A veces hay que dejar de lado las emociones y ver las cosas con más objetividad o distancia.
Estás en un periódo de cambio, y no sabes muy bien quien eres. El cambio, todo lo nuevo, lo desconocido te atrae. Puedes cambiar de la noche al día en un momento. Y veces hay que estabilizarse un poco...
Eres aventurero, creativo, te gusta imaginar como serían las cosas diferentes (visionario). Eres independiente y algo desorganizado. Intenta buscar la aplicación práctica de todo aquello que emprendes.