7 hábitos simples

3. Cómo incorporar eficazmente un nuevo hábito en tu rutina diaria

Charles Duhigg estudió extensamente los hábitos en su libro “The Power of Habit” y llegó a la conclusión que es mucho más fácil adquirir un nuevo hábito cuando:

 

1) El nuevo hábito se encadena a continuación de un hábito existente. Por ejemplo: beber agua justo después de cepillarse los dientes. Cada día te cepillas los dientes, ¿verdad? Pues si quieres adquirir el hábito de beber agua, intenta hacerlo después de cepillarte los dientes y verás como al poco tiempo “beber agua” pasa a formar parte de tu nueva rutina.

 

2) El nuevo hábito es simple de ejecutar. Siguiendo el ejemplo anterior, pon un vaso de agua al lado del cepillo de dientes. Evita tener que ir a la cocina a buscar el vaso cada vez que te cepilles los dientes. Otro ejemplo, hacer 3 flexiones de piernas después de cepillarse los dientes. No nos establecemos como objetivo hacer 20 flexiones, sino tres, para que sea un objetivo relativamente fácil de conseguir. Debes ser capaz de hacer lo que te propones sin realizar un gran esfuerzo para conseguirlo. Lo importante es que el próximo paso sea fácil de hacer, pero un poco más difícil de lo que ya has logrado. No pienses en todos los pasos que te quedan, sólo piensa en el próximo.

 

3) El nuevo hábito debe producir algún beneficio o satisfacción. Así pues, cada vez que realices tu nuevo hábito, termina haciendo una pequeña auto-celebración. Dite a ti mismo “¡qué bueno que soy!” o las palabras que te animen. Hazte un mimo o échate un piropo. Lo importante es que después de hacer tu nuevo hábito te des un pequeño premio que te haga sentir bien. Celebra tu logro. Con los días, el mismo hábito te traerá resultados y te llenará de satisfacción, pero al principio es importante que tú mismo te des algún tipo de reconocimiento para motivarte a seguir haciéndolo.

 

Ahora que ya sabes cómo incorporar eficazmente un nuevo hábito en tu vida, te preguntarás por los hábitos a incorporar… Son siete bien sencillos y los he titulado con nombres de animales porque quiero que este proceso sea ligero y divertido. Y además te ayudará a recordar los hábitos. Antes de nombrarlos, debes tener en cuenta que no debes incorporarlos todos de golpe sino gradualmente. Aunque puedes leer el libro de una sentada, te aconsejo que sigas las siguientes pautas para introducir los hábitos de forma paulatina:

 

–   Durante la primera semana, incorporarás estos 3 primeros hábitos antes de ir a dormir: Gallina, Cordero y Elefante. Te en cuenta que el primer día sólo es necesario que practiques la Gallina. El segundo día haz la Gallina y añade también el Cordero. Y del tercer día al séptimo, puedes hacer los tres.

–   Durante la segunda semana añadirás los hábitos Gato, Perro y Camello justo al levantarte de la cama. Y como antes, incorpora un hábito nuevo cada día, de forma que al tercer día de esta segunda semana ya estarás practicando 6 hábitos.

–   Y la tercera semana incorporarás (además de los 6 anteriores), el hábito “Tortuga” durante el desayuno, la comida y la cena.

 

 

Así pues, el orden en que se deben ejecutar (e incorporar en tu vida) está entre paréntesis:

 

 

Al acostarse

1ª SEMANA

GALLINA (1)

CORDERO (2)

ELEFANTE (3)

Al levantar

2ª SEMANA

GATO (4)

PERRO (5)

CAMELLO (6)

Al comer

3ª SEMANA

TORTUGA (7)

TORTUGA (7)

TORTUGA (7)

close

3. Cómo incorporar eficazmente un nuevo hábito en tu rutina diaria

Deja un comentario

Sergi Mora - Coaching Barcelona .cat

Como coach personal me dedico a impulsar la vida de los demás (y no tengo bastante con la mía?).

Me gusta aprender todo lo relacionado con el crecimiento personal y enseñar aquello que aprendo (siempre con mi pequeña aportación, eh :)

Feliz Año lleno de buenos hábitos!

3. Cómo incorporar eficazmente un nuevo hábito en tu rutina diaria enero 1, 2014


Contact


Search