9 hábitos mágicos


Sintoniza con lo más Alto que habita en tu corazón y transforma tu día a día

COMPRAR EL DVD Y EL LIBRO

Estos son los 9 hábitos mágicos:

1. Desarrolla tu Fuerza de Voluntad

Tu mente es como el Sol, y aquello que Inspira a tu alma es como una lupa. Ambos juntos pueden producir fuego. La mente sin un Eje que le inspire (o lupa que la concentre) es como un Sol que solo calienta pero no quema. Y una Voluntad desarrollada es capaz de doblar hasta un hierro, y para eso hace falta tener la capacidad de concentración (es decir, falta algo que centre a tu mente).

2. Evita la mala "suerte"

Además, la mala suerte no existe. Existen las acciones mal hechas y sus consecuencias. Cuando obramos (normalmente por ignorancia) mal, tarde o temprano tendremos que pagar por nuestros errores. Esa racha de mala suerte no es más que una forma de traer Justicia a nuestras vidas, y también una oportunidad para aprender de nuestros errores.
Así pues, ¿es posible borrar una mala racha si tenemos errores pendientes de pagar? Sí es posible, pero solo hay una forma...

3. Supera tus límites

Las resistencias, tus limites, tu ego, tu sistema de creencias, tu karma (tus cuentas pendientes), tus miedos, tus traumas,…todo esto está oculto en tu subsconsciente y necesita ser purificado. Y se necesita ayuda celestial para purificar algo que está más allá de nuestra mente consciente.
El subconsciente se purifica con la ayuda del Poder y la Luz Divina de los Serafines. Pero antes debes estar preparado para recibir tal ayuda.

4. Serena tu mente

Tu transformación personal se acelera cuando sabes controlar tu volátil mente (el elemento Aire en ti). Si tu mente está siempre dispersa y enganchada a los estímulos que provienen de fuera, te resultará difícil interiorizar. Debes aprender pues a serenar e iluminar tus pensamientos, para que así tu mente pueda estar a tu servicio (al servicio de tu alma) y no al servicio de tus deseos y miedos (emociones).

5. Crece espiritualmente por la noche

Sé lo exigente que es el día a día, y lo cansado que puedes estar al llegar a casa después de un día de trabajo. Y cuándo la Naturaleza ha previsto que descansemos bien? Por la noche, mientras dormimos. Pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo. Si sabes aprovechar la noche puedes no solo recuperar tu energía física y psíquica sino también acelerar tu crecimiento de manera insospechada.

6. Aleja la enfermedad

Hay mucho que podría decirse sobre la salud (consulta "Reinventa tu Dieta" para ver como alimentarte de una forma equilibrada y más).
En este taller aprenderás tres pautas sencillas que puedes hacer cada día para mantener tu salud fuerte como un roble y alejar la enfermedad. Se trata de mantener nuestra mente enfocada en lo positivo, fortalecer nuestro sistema inmunitario e hidratar bien nuestras células.

7. Sana con tu mente

Una cosa es saber alejar la enfermedad y otra distinta es saber salir de una enfermedad de una forma más rápida.
Mantener la mente enfocada en *** (a descubrir en el taller) *** te permite alejar la enfermedad y digamos que también sería el remedio universal que prescribiría un doctor celeste. Pero si quieres un remedio más específico, debes utilizar la mente de otra manera. Es decir, si necesitas resolver una enfermedad física concreta, te recomiendo que utilices la respiración y la intención como enseña el maestro Omraam Michaël Aivanhov...

8. Protégete de lo negativo

Cada mañana, antes de salir de casa, seguramente te duchas. Es decir, te lavas de cualquier impureza física. Y luego te vistes, es decir, te pones ropa encima para protegerte del frío.
Ya no es ningún misterio, gracias a la fotografía con la cámara kirlian, que nuestro cuerpo físico está dentro un cuerpo sutil (aura). Y es ese cuerpo sutil el que nos protege sobretodo a nivel psíquico (mental y emocional).
Del mismo modo que salimos de casa limpios y vestidos, debemos salir de casa con nuestra aura limpia y fuerte.

9. Atrae la Paz en tu casa

Tu aura te protege donde vayas, pero es cierto que, además de nuestro cuerpo físico nos interesa también proteger otros espacios como son nuestra casa (oficina), nuestro coche…
Podríamos considerar a nuestra casa y a nuestro coche como vehículos físicos secundarios pero también importantes por el tiempo que pasamos en ellos. Para mantenerlos puros y se conviertan así en “templos” que atraigan las vibraciones celestiales, recomiendo la práctica siguiente...

COMPRAR EL DVD Y EL LIBRO