Sube tu frecuencia AGRADECIENDO...

Que el Amor Incondicional habita en tu Ser (corazón)

Esta es una de las prácticas más simples y poderosas que conozco. Canta AHAM PREMA ("Yo Soy el Amor Divino") y entrégate con toda tu alma, todo tu mente y corazón al Amor que hay en el centro de tu Ser.

  • Junta las manos en tu corazón y canta AHAM PREMA 108 veces con toda tu devoción. Agradece a la Vida que Eres Amor.
  • Empieza tu día elevando tu energía (con el agradecimiento) y abriendo tu corazón al Amor Incondicional
  • Mantén tu nueva frecuencia durante el día recordando "AHAM (Yo Soy) PREMA (Amor Divino)"

El audio repite 108 veces el sonido "AHAM PREMA". Activará el Amor en tu corazón. Sólo necesitas abrirte y recibir con agradecimiento el Amor Divino que te sostiene en este preciso momento.