Para meditar hay que prepararse con la concentración y contemplación...

Meditar es ofrecer de forma permanente el Amor que eres a la Divinidad

Estos son los pasos que sugiero para que la mente se vuelva de forma permanente enfocada en el pensamiento Divino (eso es Meditar - según las enseñanzas del avatar Sathya Sai Baba):

  • Siéntate con la espalda recta para facilitar el despertar de tu fuerza vital (kundalini)
  • Con los ojos semi-cerrados (no del todo) mirando la punta de la nariz y una sonrisa en tu corazón...
  • Respira suavemente por la nariz mientras inhalas y repites mentalmente el sonido SO y exhalas con el sonido HAM
  • SO significa Ello (la Divinidad) y HAM significa (yo). Cada vez que inhalas te está inhalando el Creador (la Fuente, el Ser) y cuando exhalas te entregas a Ello. Repite SO-HAM durante unos 3 minutos.
  • Luego siéntate rodeado por una Luz Gloriosa, Radiante y Cálida del Creador. Todo el Universo es Luz, y tu estás DENTRO de esa Luz
  • Imagina que la Luz Divina está DENTRO de ti también. Mantén la sonrisa en el corazón 😉
  • Tu ERES esa Luz Divina. No pierdas esa conexión con la Luz en ningún momento.
  • Además concéntrate en una forma Divina (Jesús, Buddha, Krishna, Sathya Sai Baba...). Visualiza esa forma en tu corazón.
  • Al mismo tiempo repite mentalmente su nombre (Jesús, Buddha, Om Sai Ram...) o el mantra RA-MA
  • Sigue así durante 5 minutos más. Poco a poco la forma Divina que has elegido se instalará permanentemente en tu corazón. Y eso es MEDITAR
  • Imagina que del Corazón se expande una Luz que irradia todo tu cuerpo y se expande purificando tu mente...
  • Y esa Luz, cálida, radiante y gloriosa se expande a tu alrededor abarcando cada vez más
  • Empezando por abarcar a tus familiares, a tu pueblo, país, mundo, sistema solar, galaxia, universo...
  • Siente la Luz. Estás dentro de Ella. Ella está dentro de ti. Eres la Luz Divina. Medita en este pensamiento tanto tiempo como puedas durante el día. Te traerá bendiciones.