Por Sergi Mora

Ser Responsable es la base del coaching

El coaching es una invitación a conocerte, amarte y a tomar las riendas de tu vida (dejando de creerte una víctima).

Para que el coaching funcione debes asumir la responsabilidad de tu vida y dejar de enfocarte a querer cambiar a los demás.

En este artículo vas a aprender

La importancia de ser responsable en el coaching
La diferencia entre ser responsable y ser egoísta y víctima
Una fórmula simple para dejar la víctima y asumir tu responsabilidad

No me caben las palabras en este texto para agradecer este proceso vivido con Sergi. Ha sido un viaje fantástico, que me ha ayudado a poder conectarme más con mi ser interior, ha conocerme más, a tener más confianza en mi mismo, a amarme más y a darme todas esas herramientas para encaminarme al autoconocimiento y auto-crecimiento personal. Además, Sergi ha sido un gran acompañante, cercano, humilde y por supuesto un gran oyente que no juzga las palabras de uno. Si estás pasando por uno de esos baches que te pone la vida o si simplemente quieres crecer como persona lo recomiendo al 100%. ¡Mil millones de gracias Sergi! Espero que nuestras vidas se vuelvan a cruzar.

CARLOS VEGA

El anterior testimonio, de Carlos, refleja bien el cambio que puedes esperar en el coaching. El cambio se da primero en ti, no en los demás ni en tus circunstancias. El cambio que debes buscar primero está en tu actitud, en tu manera de pensar, de sentir y actuar. Eso es asumir la responsabilidad, y eso es la base para el éxito en un proceso de coaching.

La importancia de la responsabilidad

El coaching es el acompañamiento (y aceleración) del proceso natural evolutivo de las personas. El enfoque está en cambiarte a ti (y no en querer cambiar tus circunstancias o los demás). El enfoque está puesto 100% en aprender a ser tu mejor versión, y para ello deberás aprender a reconocerte (conocer quién eres en Esencia); deberás aprender a usar tu mente de forma constructiva y a usar tus emociones para crear la vida que deseas. 

El coaching se enfoca crear la vida que deseas y no en resolver problemas. El foco está puesto en la solución, no en el problemaEl problema no se resuelve queriéndolo resolver. El problema desaparece cuando dejas de darle importancia y asumes tu responsabilidad. Tú eres la solución.

Einstein dijo que "cualquier problema tiene solución en un nivel distinto de donde fue creado". Ese nuevo "nivel" es un nivel de consciencia más elevado en ti. Si te sientes víctima del problema, estás vibrando al mismo nivel donde existe el problema. Si asumes tu responsabilidad, subes de nivel de consciencia y desde allí, tu problema tiene solución. La solución siempre está en ti (y raras veces en los demás). El foco está en ayudarte a transformar tu mente y tu corazón porque está demostrado que si cambias internamente (en tu forma de SER), vas a cambiar tus decisiones y tu forma de actuar (HACER) y eso te traerá circunstancias diferentes. 

En una relación tóxica, por ejemplo, tienes la oportunidad de fortalecer tu autoestima. En lugar de vivir esa relación como un problema, enfócate a vivirla como una oportunidad para anclar más tu Luz. Y si te has empoderado y crecido (sin caer en la víctima) y la situación no se transforma, entonces ha llegado el momento de alejarte de esa situación.  

Cualquier "problema" es una invitación a crecer. Es como una flecha que primero debe tirar hacia "atrás" del arco para poderte impulsar hacia adelante. Es decir, aprovecha cualquier situación para aprender a subir la frecuencia de tus pensamientos, sentimientos y acciones. Por lo tanto, repito, el cambio que persigue el coaching es de dentro a fuera, y no de fuera (circunstancias) hacia adentro. 

La Felicidad es tu propia Esencia espiritual (es tu Identidad real desprovista de miedo - que es el ego). No busques la Felicidad fuera (en tus circunstancias) pues solo puedes encontrarla dentro. No trates de llenar ese vacío que siente tu ego con más posesiones o mejores relaciones. Es vacío es una invitación a mirar dentro y reconectarte más profundamente contigo, con tu verdadera Esencia espiritual. 

Buscar la Felicidad en ti (y no fuera de ti), es entender el Juego de la Vida y jugar siguiendo sus reglas. Creer que la Felicidad se dará cuando algo externo cambie (y por externo también me refiero a tus emociones, tu karma o tus pensamientos) es estar confundido y es ser un irresponsable (igual que lo sería conducir embriagado). 

El Juego de la Vida va de aprender a vivir nuestro presente estando 100% abiertos y amorosos a todo lo que vivimos y todo lo que nos ocurre. Ser Responsable es reconocer que todo lo que nos ocurre es una oportunidad para crecer en Amor, Sabiduría y Poder. Ser Responsable es entender que, como Espíritus que somos, somos dioses creadores de nuestras vidas y que hemos nacido principalmente para traer a esta realidad física nuestra Esencia espiritual que es perfecta. 

ser responsable

La diferencia entre ser responsable y ser egoísta y víctima

Ser responsable es saber que eres la Perfección encarnada en forma humana y actuar en consecuencia. 

Eres la Perfección del Universo que ha tomado una forma concreta. Todo lo creado está hecho de la misma Perfección. No existe nada que no sea la Perfección Divina. Incluso el "demonio" es la Divinidad que nos recuerda lo que podemos llegar a ser cuando nos negamos a nosotros mismos. Y como seres Perfectos que somos, somos Libres. Somos libres de asumir nuestra responsabilidad o no. Si no la asumimos, sufriremos las consecuencias. Si la asumimos, nos expandiremos, creceremos en Amor, Sabiduría y Poder (que es nuestra Esencia).

Ser responsable es entender que el Universo (que Eres) quiere que crezcas, que te reconozcas como co-creador de Todo. Vuelve a leerlo pues es importante tener esta claridad si quieres evolucionar como Ser Humano. 

Somos Espíritus que hemos decido SER Humanos para recordarnos que somos infinitamente poderosos. Estamos aquí para recuperar esa memoria. Creer que eres una "pobre" criatura humana que ha venido a experimentar placeres y evitar dolores, es tener una visión muy limitada de tu realidad. Has venido a experimentar el Gozo de Ser la Perfección expresada de una forma única e irrepetible. Como expresiones de la Perfección que somos, estamos dotados de Poder, Sabiduría y Amor....y lo que he comentado antes: Libertad. Tenemos la Libertad de elegir usar nuestro Poder, Sabiduría y Amor o vivir una experiencia que es todo lo contrario (y llamamos "víctima"). La Perfección que somos no tiene ningún problema con que juguemos a ser víctimas. Nuestro ego es quien tendrá el problema.

La víctima es el ego que vive con culpa o culpando. Culpa a sus circunstancias (e incluso a Dios) de su desdicha. Culpa a su pasado o a sus padres o a su falta de dinero como el causante de su "mala suerte". La víctima también se siente culpable por haber causado daño a los demás y cree que tiene el poder de "salvar" vidas o "arruinarlas". El ego vive en una película de drama y emoción y va intercambiando los papeles de víctima, salvador y perpetrador (donde la culpa y el miedo son sus comidas preferidas).

Lo que no sabe el ego (todavía) es que Tu, en Esencia, eres la Luz (el Espíritu) que observa toda esta película. Tu eres el protagonista y también el espectador de toda esta película. Y puedes elegir vivir identificado con tu ego (olvidándote de tu Esencia) o puedes vivir de forma responsable (sin identificarte con la culpa ni con el miedo del ego), recordando que escribes tu película con tus pensamientos, sentimientos y acciones.

Tu eres responsable de todo lo que ocurre en tu vida. No eres responsable de la desdicha de los demás. El egoísta es la víctima que te hace creer que eres  culpable de su sufrimiento. El egoísta es aquél que deja de quererse a sí mismo por complacerte, imaginando que así será más querido o valorado. Egoísta es aquel que no sabe que tiene el poder de crear su vida y te llama egoísta cuando tu decides ser responsable de tu vida.

Screenshot 598

Una fórmula simple para dejar la víctima y ser responsable

La fórmula que debes recordar es que "sólo yo debo estar satisfecho con mis decisiones, y acepto que sólo el otro (y no yo) debe estar satisfecho con las suyas". Esta fórmula debes repetirla en voz alta 10 veces cada día hasta que la integres. Debes reprogramar tu mente de forma que deje de sentirse mal (culpable) cuando haces lo que te gusta (y sabes que no tiene porque agradar a los demás). Recuerda que sólo a ti te tiene que gustar. Otra forma de decirlo es que "no tienes porque gustar a nadie más que a ti". No has nacido con la misión de agradar a nadie más a que ti. No has nacido con la responsabilidad de hacer feliz a nadie más que a ti. 

Para nuestro ego (que va de víctima) no tener en cuenta a los demás está "mal" y te hará sentir culpable. Pero si analizas bien la fórmula, te darás cuenta que es la mejor definición de "ser responsable" y que te conduce a tu paz interior. 

Aprende a ser tu mismo y deja que los demás tomen sus decisiones. Si te piden ayuda, puedes ofrecérsela (si quieres) pero no esperes nada a cambio. Tu dedícate a tomar tus decisiones (y pide ayuda si lo crees conveniente) y olvídate de si tu decisión va a gustar (o no) a los demás. Sólo te tiene que gustar a ti porque tu sólo has nacido para ser responsable de tu vida. No vayas de "víctima" queriendo agradar ni trates de "salvar" a los demás creyendo que eres responsable de sus vidas.

Estar bien es cuestión de cambiar tu forma de pensar, sentir y actuar. Es un proceso que NO se aprende leyendo...sino practicando tu "responsabilidad". Con el coaching que practico debes poner tu foco al trabajo interior (para aclarar tu mente, abrir tu corazón y fortalecer tu voluntad), tener paciencia y cultivar tu Fe. Es así como aprenderás a crear las condiciones para que te sientas bien, pase lo que pase. Dejarás de ser una víctima para ser El Maestro/a que estás destinado a SER.

SERGI MORA, COACH


SER RESPONSABLE CD2

Ser Responsable vs Víctima

Copyright © Sergi Mora